Estudio Bíblico No. 7.- El cielo y el infierno

“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan” Mateo 6:19-20
“Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” Mateo 5:29

¿El cielo y el infierno son únicamente “ideas” o existen realmente?

El cielo y el infierno son dos lugares que existen realmente.
Un pensamiento muy común entre las personas del mundo es que tanto el cielo como el infierno no son más que simples ideas para expresar pensamientos de felicidad o sufrimiento, dependiendo de la experiencia. Insisten en el pensamiento de que la persona crea en la tierra su propio infierno.
Sin embargo la bendita Palabra de Dios, revela la existencia de estos dos lugares: El cielo o lugar de gozo eterno con el Señor por la eternidad y el infierno o lugar de tormento eterno sin el Señor por la eternidad.

En la Biblia encontramos pasajes donde se menciona el término “cielos”. ¿Existen varios “cielos”?

La Palabra de Dios enseña la existencia de tres cielos.

• Primer cielo
Que corresponde al atmosférico y visible a los ojos humanos. La Biblia lo identifica como "expansión". Se encuentran las nubes y los pájaros.
En Génesis 1:6-8 dice: “Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. 7E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. 8Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo”.

• Segundo cielo
Que corresponde al lugar donde se encuentran el sol (lumbrera mayor), la luna (lumbrera menor) y las estrellas y demás cuerpos celestes.
En Génesis 1:14-17 dice: “Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra”.

• Tercer cielo
Que corresponde a la morada de Dios. Es el lugar de donde vino el Señor Jesucristo y luego de su resurrección ascendió a la morada celestial y de donde regresará en su Segunda Venida. Asimismo es el lugar que el Señor Jesús identificó como la "casa del Padre" y donde los creyentes salvos de todas las generaciones serán recompensados.
El apóstol Pablo fue llevado en espíritu y alma (arrebatado) al tercer cielo y lo identifica con el nombre de paraíso. Este es el lugar que el Señor Jesús le prometió al ladrón arrepentido que iría a morar luego de su muerte en el monte Calvario. En este lugar está establecido el Trono de Dios. Sentado en el Trono el Padre y a su diestra el Señor Jesucristo.

En Juan 14:2 dice: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros”.
En 2 Corintios 12:2; 4 dice: “Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo… que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”.
En Lucas 23:43 dice: “Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”.

¿El cristiano verdadero o que ha nacido de nuevo en Cristo, cuando muere va inmediatamente al tercer cielo o primero al purgatorio?

La doctrina de la supuesta existencia de un purgatorio es un invento de la religión católica romana. En ninguna parte de las Escrituras se enseña de la existencia de tal lugar. Con esta enseñanza anti-bíblica se ha engañado y se sigue engañando a cientos de miles de vidas.
El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo tenía la plena certeza de que al morir iría inmediatamente a la presencia del Señor Jesucristo. Jamás se refirió a ningún lugar intermedio como el purgatorio.
En Filipenses 1:23-24 dice: “Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; 24pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros”.

¿Qué es el seno de Abraham?

La Biblia enseña que antes de la muerte de Nuestro Señor Jesucristo en la cruz del Calvario y más propiamente los salvos del Antiguo Testamento cuando morían, sus almas eran llevadas por ángeles a un lugar llamado "seno de Abraham" y que quedaba en las profundidades de la tierra donde eran consolados y descansaban hasta la llegada del Mesías Jesucristo que al vencer a Satanás, en la cruz del Calvario también venció sobre el imperio de la muerte.
Nuestro Señor Jesucristo enseña de este lugar en un relato que hace sobre la vida y muerte de dos personas, un rico y un justo llamado Lázaro y se encuentra en el evangelio de Lucas 16:19-31.
En Lucas 16:19-31 dice: “19Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos”.
Nuestro Señor enseña la existencia de dos lugares uno llamado Hades o lugar de tormento y otro llamado seno de Abraham los mismos que se encontraban separados el uno del otro por una profunda hendidura o sima.
Una vez que se produjo la muerte de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del Calvario y en su resurrección venció a la muerte, descendió a las partes más profundas de la tierra y tomando la cautividad es decir a todos los salvos del Antiguo Testamento que se encontraban en el seno de Abraham los llevó al tercer cielo. Desde entonces los que mueren salvos en Cristo ya no van al seno de Abraham sino al paraíso que se encuentra en el tercer cielo o morada de Dios.
En Efesios 4:8-9 dice: “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?”.
En Hebreos 2:14 dice: “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo”.

Siendo nuestro Dios bueno y misericordioso…¿Por qué hizo el infierno?

Es muy importante que sepas que originalmente nuestro Señor no hizo el infierno para el hombre sino para Satanás y sus demonios.
Si bien nuestro Dios es bueno y grandemente misericordioso también es justo. El hombre en su rebeldía rechaza la salvación en Cristo Jesús y al hacer las obras del diablo, se dirige a pasar la eternidad en este espantoso lugar.
En Mateo 25:41 dice: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”.
En Juan 8:44 dice: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”.

¿Qué diferencias existen entre estos lugares: Seol y Hades; Abismo, Gehena de fuego y Lago de Fuego; Tártaro…?


• SEOL
Expresión en hebreo, en el Antiguo Testamento y Hades expresión en griego en el Nuevo Testamento, se refieren a un mismo lugar.
Sitio donde llegan las almas de los que mueren en condenación y donde son terriblemente atormentadas. Además de ser un lugar propiamente dicho es también en si misma una fuerza demoníaca terrible que no se sacia de tragar las almas de los hombres impíos, inmediatamente estos mueren.
En Lucas 16:23-24 dice: “Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama”.

• ABISMO
Deriva del griego "abyssos" que significa "sin fondo". Lugar que se encuentra en las profundidades de los mares. Es prisión de poderes demoníacos que en el tiempo de la Gran Tribulación y al toque de la quinta trompeta serán libertados. Asimismo será el lugar donde Satanás será encerrado por mil años Reino Mesiánico.
En Apocalipsis 20:1-2 dice: “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años”.
En Apocalipsis 9:1 dice: “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo”.

• GEHENA DE FUEGO Y LAGO DE FUEGO
Inicialmente en el tiempo que el Señor Jesús se hizo carne y habitó entre nosotros recibía este nombre el lugar donde se echaban las basuras y se prendía fuego por lo que ardía permanentemente. De ahí tomó el Señor el ejemplo para explicar la existencia del Lago de Fuego que jamás se apagaría y donde irán todos los impíos en alma y cuerpo, juntamente el anticristo, falso profeta y Satanás al final de los tiempos, luego del Juicio ante el Trono Blanco.
En Marcos 9:43 dice: “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado”.
En Apocalipsis 20:10 y 15 dice: “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos…Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”.

• TARTARO
Lugar donde se encuentran prisioneros los ángeles caídos o demonios que se rebelaron en el tiempo de Noé. Se materializaron y tuvieron relaciones con mujeres, hijas de hombres, por lo que no guardaron su dignidad y fueron castigados siendo echados en prisiones de oscuridad hasta el día del Juicio. En el tiempo final y luego del Juicio ante el Trono Blanco serán echados junto con Satanás y el resto de los demonios al Lago de Fuego.
En Judas 6 dice: “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.
En 2 Pedro 2:4 dice: “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio”.

¿Por qué en Apocalipsis dice que Satanás y sus demonios serán echados del cielo? ¿Acaso tienen acceso a ese lugar?

En Apocalipsis 12:8 dice: “…pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo”.
En este pasaje se está refiriendo al segundo cielo.
Por el momento tienen como "base de operaciones" esta región celestial o espiritual: principados, potestades y gobernadores de las tinieblas y desde donde sojuzgan a los moradores de la tierra.
En Efesios 6:12 dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.
Al final y en el tiempo del Gran Tribulación serán arrojados a la tierra.
En Apocalipsis 12:9 dice: “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”.

¿Es evidente que los impíos serán totalmente aniquilados en el infierno?

La doctrina de la total aniquilación de los impíos en el infierno, hasta su total y completa desaparición es contraria a las Escrituras y enseñada por sectas de error como los Testigos de Jehová, Adventismo y otros que niegan prácticamente la existencia del infierno.
La Biblia claramente enseña que el gozo para los salvos es tan eterno como el tormento para los perdidos.
En Judas 7 dice: “Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno”.
En 1 Juan 5:11-12 dice: “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida”.
En Mateo 25:21 dice: “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.
En Apocalipsis 20:10 dice: “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”.

¿Qué es el Reino de los cielos... hoy es visible o lo será en el futuro?

La Biblia enseña que el Reino de Dios o Reino de los Cielos es la esfera en la que Dios reina y su voluntad es cumplida y respetada.
Al principio el Reino de los Cielos fue establecido en el huerto de Edén con el primer hombre y la primera mujer, pero estos desobedecieron y fallaron. Luego, el Señor buscó establecer su Reino a través de su pueblo (Israel) pero igualmente desobedecieron. Fue anunciado por el Señor Jesucristo en su primera venida pero los suyos no le creyeron y lo crucificaron.
Hoy es anunciado a través del pueblo gentil rescatado y lavado por su sangre preciosa que viene a ser su Iglesia, es decir el conjunto de hombres y mujeres que temen, respetan, aman y sirven de corazón al Señor Jesucristo. Son los embajadores del Reino de los Cielos.
Por el momento el Reino de los Cielos, esencialmente es espiritual y se halla invisible y escondido en los corazones de aquellos que reconocen al Señor Jesucristo como su Señor y Salvador.
Muy pronto se hará visible en toda la tierra, cuando se instaure el Reino Mesiánico de Mil Años y nuestro amado Señor Jesucristo reine desde Jerusalén. Una vez cumplidos los días del Milenio, se establecerá el Reino de Dios por la eternidad o Reino Eterno de Dios con Su pueblo.
En Daniel 2:44-45 dice: “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, 45de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación”.
En Hebreos 12:28 dice: “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29porque nuestro Dios es fuego consumidor”.

2 comentarios:

  1. Excelente estudio sobre el cielo y el infierno. estoy muy satisfecho. gracias y bendiciones

    ResponderEliminar
  2. En la explicación de el tártaro el pasaje exacto es en judas 1:6 y no judas 6. solo para corregir

    ResponderEliminar