Estudio Bíblico No. 16.- La familia cristiana (Instituida por el Señor)

“Así que como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella"
Efesios 5:24-25
“Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa" Efesios 6:1-2

¿El matrimonio fue instaurado por el Señor?

El hogar o la familia cristiana tienen sus orígenes desde Génesis. Nuestro Dios vio que no era bueno ni saludable que el hombre esté solo y le hizo una ayuda idónea. El relato bíblico registra que creó a la primera mujer sacando del costado del primer hombre una costilla y creando de ésta a la primera mujer.
En Génesis 2:18 y 21-23 dice: "Dios, el Señor dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él...entonces Dios, el Señor, hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Dios el Señor tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada varona, porque del varón fue tomada".

Es en este momento que el Señor instituye el matrimonio de acuerdo con su perfecta y agradable voluntad.
En Génesis 2:24 dice: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne".
Luego, quedó establecido por Dios que el matrimonio debe realizarse entre un hombre y una mujer; los que deben "dejar" padre y madre, para hacer un hogar por separado.
Es un error muy común que se comete hoy, cuando parejas de recién casados viven bajo la cobertura de los padres del novio o la novia. Claramente y en su perfecta sabiduría el Señor indica la necesidad de "dejar" el hogar paterno, de parte de cada uno de los cónyuges y establecer un hogar por separado, ya que la esencia del matrimonio es la intimidad que ambos cónyuges mantienen entre sí y que deberán mantener y proteger. Esto se expresa en el pasaje bíblico mencionado, cuando dice:"...y serán una sola carne...".

¿Es posible considerar "matrimonios" a las uniones de personas del mismo sexo?

Como una señal previa de los últimos días antes de la Segunda Venida del Señor, encontramos que en muchos países se están legalizando la unión de parejas entre homosexuales y lesbianas. Esto no es más que el cumplimiento profético de lo que ya nuestro Señor Jesucristo profetizó que serían los últimos días ante de Su venida.
En Lucas 17:28-30 dice: "Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste".
Sabemos por la palabra de Dios, que el matrimonio u hogar cristiano el Señor lo instauró santo.
El homosexualismo y lesbianismo están condenados por la Biblia. Las personas que manifiestan estas inclinaciones son vidas que han sido contaminadas por demonios sodomitas, los que las mantienen esclavizadas a esta nefasta depravación. En su misericordia el Señor Todopoderoso tiene el poder de hacer que estas vidas puedan ser libres, si se arrepienten y vienen al conocimiento de la verdad en Cristo Jesús. La sangre de Cristo es lo único que puede hacer que estas personas sean libres de su terrible extravío y de los demonios sodomitas que los mantienen cautivos. El juicio divino cayó sobre Sodoma y Gomorra (Génesis 19) y las ciudades Adma y Zeboim (Deuteronomio 29:23), precisamente por practicar la sodomía.
El Señor mandó a su siervo Moisés que registrara en la Ley, mandamientos que condenaban en forma clara este tipo de relaciones (Deuteronomio 23:17-18). Esto para prevenir que en el pueblo del Señor, Israel, se empezara a manifestar estas prácticas que eran muy comunes a los pueblos paganos vecinos a ellos.
Siglos más tarde el apóstol Pablo, relaciona estas prácticas perversas a las consecuencias de la inmoralidad sexual y la perversión del hombre.
En Romanos 1:26-28 dice: "...por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen...".

¿En la familia cristiana tanto el esposo como la esposa tienen iguales derechos...ambos en forma indistinta pueden ser cabeza del hogar?

Existen muchos hogares cristianos que al no considerar lo que estipula la Palabra de Dios, tienen serios problemas en la relación entre esposos.
Es definitivamente muy importante recordar lo que enseñan las Escrituras.
Luego de la caída en pecado de desobediencia del primer hombre y la primera mujer en el huerto de Edén, se provocaron juicios divinos que afectaron a ambos en su relación con Dios hasta ese momento y también en su relación entre ellos. A partir de la caída el hombre en el futuro ganaría su sustento con mucho esfuerzo y sacrificio y la mujer tendría multiplicados los dolores en sus preñeces y tendría que soportar que su esposo se enseñoree de ella.
En Génesis 3:16-17 dice: “16A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. 17Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida”.
La mujer desde entonces manifiesta en su naturaleza un fuerte deseo por su esposo. Esta profunda atracción y el dominio que ejerce el esposo sobre ella ocasiona muchas veces aflicción y sufrimiento pero que cuando obedece el mandato del Señor de sujetarse en amor a su esposo, se expresa en alegría y bendición.
Existe un orden establecido por Dios: el varón cabeza de la mujer. Cuando en los hogares se desobedece este principio espiritual y bíblico, existen muchos problemas e incluso se llega a la disolución del matrimonio.
El enemigo de las almas, Satanás, ha buscado y lo hace incesantemente destruir la institución del matrimonio a través de inspirar principios humanistas que contradicen la palabra de Dios. Un ejemplo muy conocido es el movimiento feminista que propugna la igualdad de sexos.
Lamentablemente, muchas veces en los hogares cristianos no se entiende el principio de la sujeción.
Si bien el esposo es cabeza de hogar, y su esposa debe sujetarse a él en obediencia, esto no significa que este se levante como un dictador y pretenda hacer y deshacer arbitrariamente siguiendo sus propios impulsos carnales so pretexto de ejercer su posición como cabeza de hogar.
Tanto el esposo como la esposa tienen deberes específicos en el hogar. Es muy necesario que estén conscientes de ello ya que un día tendrán que dar cuentas delante del Señor de la forma como desempeñaron sus respectivos roles en el hogar. El hogar o la familia cristiana es una institución muy amada por el Señor y por ello muy atacada por el enemigo. El Señor ha establecido la familia como el núcleo de la sociedad.
En estos días vemos la desintegración de muchos hogares ya sea por desconocimiento de la palabra de Dios o por no tomar en cuenta los principios bíblicos que el Señor estipula en su Palabra.
Grandes hombres y mujeres de Dios salieron de hogares con principios cristianos y fueron grandemente utilizados por el Señor para bendición de la sociedad. Pero también grandes delincuentes hicieron mucho daño a la sociedad después de haber salido de hogares donde no se conocía al Señor verdaderamente y/o no se tomaba en serio su Palabra o en definitiva hogares que sufrieron la tragedia del divorcio.



¿Se detallan en la Biblia mandamientos para la familia cristiana?

En forma muy específica para cada miembro de la familia en particular.
Los mandamientos para la familia cristiana aparecen en:
Efesios 5:21- 33; 6:1-4

.-SOMETEOS UNOS A OTROS.- Efesios 5:21
"Someteos unos a otros en el temor de Dios".
Es un principio espiritual que se refiere al sometimiento de los esposos entre sí y en Cristo.
Para que en un hogar cristiano haya bendición del Señor, deberá existir un genuino amor, temor y respeto por el Señor y esto se manifestará en la sumisión, humildad, amabilidad, paciencia y tolerancia que debe caracterizar a cada miembro. La esposa deberá someterse (sujetarse) en amor al liderazgo del esposo. El esposo deberá someterse (sujetarse) a las necesidades de la esposa con amor y abnegación. Así también los hijos deben someterse a la autoridad de los padres en obediencia. Y los padres deberán someterse a las necesidades de los hijos y educarlos en el temor del Señor.

.-LAS CASADAS ESTÉN SUJETAS A SUS PROPIOS MARIDOS.- Efesios 5:22
"Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor".
Dios da a la esposa la misión de ayudar y someterse a su esposo. Su obligación con el esposo incluye los siguientes aspectos:
- Amor.-
En Tito 2:4 dice: "...que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos..."
- Respeto.-
En 1 Pedro 3:1-2 dice: "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa".
- De buen testimonio.-
En Tito 2:5 dice: "...a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada".

.- PORQUE EL MARIDO ES CABEZA DE LA MUJER, ASÍ COMO CRISTO ES CABEZA DE LA IGLESIA.- Efesios 5:23
En Efesios 5:23-33 dice: "...porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo y El es su Salvador...maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a su iglesia...así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama...grande es este misterio...cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido".
Dios tiene un propósito maravilloso con los hogares cristianos. Por ello todo hogar cristiano tiene que tener en cuenta lo establecido por Dios: Cada familia tiene que tener quien la dirija. Por esto Dios ha asignado al esposo la responsabilidad de ser la cabeza de la esposa y de la familia. Pero es necesario que el esposo ejerza esta dirección con amor, amabilidad, consideración con su esposa y su familia.
Deberá buscar:
.-Proveer para las necesidades espirituales y domésticas de su familia
En 1 Timoteo 5:8 dice: "...porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo".

.-El amor, la protección y el interés en la protección de su esposa y su familia, amándola como Cristo a su iglesia.-
En Colosenses 3:19 dice: "Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas".
En 1 Pedro 3:7 dice: "Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo".

.-Siendo fiel a su esposa y familia en lo que se refiere a sus relaciones fuera del matrimonio.-
En Hebreos 13:4 dice: "Honroso sea en todos el lecho matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios".

.-HIJOS, OBEDECED EN EL SEÑOR A VUESTROS PADRES, PORQUE ESTO ES JUSTO.- Efesios 6:1
En Efesios 6:1-4 dice: "...honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra".
En este tiempo de apostasía se manifiesta en forma cada vez más clara el carácter de los hombres de los tiempos postreros, tal como esta profetizado en la Biblia. Una de esas características precisamente sería la desobediencia a los padres.
En 2 Timoteo 3:1-5 dice: "...desobedientes a los padres..."(vs.2).
Y es que precisamente el mundo impío que no teme a Dios ni lo toma en cuenta a través de sus valores humanistas manifestados a través de los medios de comunicación masiva como el cine, la televisión, la música, etc. e inspirados por el "dios de este siglo" (2 corintios 4:4; 1 Juan 5:19), de muchas formas y maneras trata de apartar a la juventud de los valores verdaderamente cristianos haciéndolos ver que estos son "pasados de moda" o "solo para gente vieja y amargada".
Sin embargo, la palabra de Dios nos muestra el testimonio precioso de jóvenes valientes y piadosos como José, Daniel y sus amigos, David, Timoteo, etc., que amaron de corazón a Dios y fueron en su tiempo una gran bendición para su generación y sirven de ejemplo permanente para las futuras generaciones.
Las palabras inspiradas por el Espíritu Santo, trascienden las edades y los tiempos.
"Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo contentamiento" Eclesiastés 12:1.

5 comentarios:

  1. Quiero hacer una pregunta:

    Si "cabeza" significa autoridad y liderazgo entonces, ¿Dios es LIDER de Cristo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesucristo dijo, yo y mi padre uno somos.todo lo que hizo Jesus ' lo hizo el padre

      Eliminar
    2. Jesucristo y Dios uno son, vivo ejemplo es cuando Felipe de dice al señor jesus muestranos al padre y nos vasta.
      la respuesta de nuestro Señor Jesucristo fue la siguiente: TANTO TIEMPO QUE ESTOY CON VOSOTROS Y NO ME CONOCIDO FELIPE?

      SAN JUAN 14: 8-9.

      PAZ DEL SEÑOR

      Eliminar
    3. Buenas tardes Dios bendiga cada una de sus vidas. La cabeza es Dios y el cuerpo es la iglesia ( Todos los redimidos por la sangre de Cristo) En cuanto la separación de Dios y Cristo podemos encontrarlo en en capitulo 1 del evangelio de Juan Reina Valera 1960. o cualquier otra que no sea la del Nuevo Mundo ya que a sido alterada por los testigos de Jehova.

      Eliminar